Por qué no deberías comprar un reloj de imitación

reloj de imitación

La compra de relojes de imitación suele ser menos habitual que en el pasado, y es que si bien hace tan solo algunas décadas atrás el mercado dedicado a las falsificaciones solía mover miles de millones de piezas a nivel global, lo cierto es que tanto la mala calidad de los relojes falsos como la pena para los falsificadores, lograron hacer que estas piezas disminuyeran considerablemente.

Sin embargo, aún existen algunas personas que consideran que adquirir réplicas de relojes se trata de un buen negocio, por eso, en este artículo te decimos por qué no deberías comprar un reloj de imitación.

Razones por las que no comprar un reloj de imitación

Al hablar de relojes de imitación o falsos, hacemos referencia a esas piezas que se encuentran creadas por determinadas personas cuyas intenciones son, precisamente, vender productos que pretenden imitar a los originales, pero que se encuentran muy lejos de ser iguales a ellos.

Por suerte, esas personas suelen ser castigadas a través de la ley, y la policía se mantienen trabajando de forma constante con el fin de acabar por completo con este tipo de estafa organizada.

¿Por qué no conviene que apuestes por adquirir relojes de imitación?

imitación Rolex

En la actualidad es posible encontrar relojes de imitación que a simple vista se ven iguales a los modelos originales. Sin embargo, si no te llega el presupuesto, es preferible ahorrar un poco y comprar un Rolex de segunda mano, por poner un ejemplo, que acudir a una imitación. Existen varios motivos por los cuales no deberías comprarlas, y a continuación te hablamos de algunos de ellos:

1.      Pones tu reputación en riesgo

Si bien hay réplicas que son realmente parecidas a los relojes originales, lo cierto es que las imitaciones suelen presentar ciertos defectos los cuales es posible percibir rápidamente al tener un poco de conocimiento sobre este tipo de piezas.

2.      Las réplicas nunca serán iguales que los originales

Diferenciar un reloj falso de uno original es más sencillo de lo que podrías imaginar, solo debes tocarlo, utilizarlo, o incluso echar un buen vistazo para ver las diferencias.

Si bien debes gastarte algo de dinero para poder comprar un reloj fabricado por marcas reconocidas que cuentan con años de experiencia en el sector y emplean materiales de calidad, lo cierto es que aunque puedas adquirir un modelo de imitación por un precio considerablemente menor, ese accesorio no será más que un producto fabricado por estafadores que tratan de crear una réplica igual al modelo original, pero solamente ofrecen un accesorio que posee un mecanismo deficiente, y está fabricado con materiales cuya calidad resulta bastante dudosa.

3.      No poseen valor

Los relojes falsos, sin importar cuanto puedan parecerse a las piezas originales, carecen totalmente de valor, por lo que dejarlo como herencia solo terminaría siendo una broma pesada.

imitación Apple

Y es que estos accesorios no cuentan con ningún trabajo de artesanía, sus materiales suelen ser de baja calidad y poseen mecanismos que sencillamente se encuentran destinados a fallar en poco tiempo. Asimismo, debes tener en cuenta que no tendrás la posibilidad de revenderlo luego, ya que su valor será mayor.

4.      Son productos que se estropean fácilmente

Tanto la cara como el mecanismo de los relojes de imitación suelen ser bastante malos, asimismo, sus correas por lo general se encuentran fabricadas de forma chapucera, siendo cualquier cosa y menos sólidas, razón por la cual se desgastan con más facilidad que los relojes de alta gama originales, quizás unos pocos meses después de adquirirlos.

5.      No tienen resistencia frente al agua

Las réplicas de los relojes de lujo jamás tienen una buena resistencia al agua, y es que garantizar la correcta estanqueidad de estos accesorios suele ser un trabajo complejo que los falsificadores de relojes no se preocupan en realizar, por lo que las piezas falsas podrían terminar completamente inservibles al mojarse un poco con la lluvia.

6.      Colaboras de forma indirecta con acciones delictivas

Es posible que a priori puedas pensar que no existe algo que sea reprobable moralmente al adquirir un reloj de imitación, ya que las grandes empresas que los fabrican no pierden mucho por eso.

Sin embargo, lo cierto es que la compra de estos accesorios además de fomentar la destrucción de la industria de la horología, también implica que apoyes un mercado ilegal que se encuentra tras acciones aparentemente inocentes.

Y es que la industria dedicada a la falsificación de relojes suele encontrarse estrechamente asociada no solo con el crimen organizado y las drogas, sino también con la prostitución e incluso con el tráfico de personas, debido a que las personas que comercializan relojes de lujo falsos, por lo general, se encuentran involucradas en acciones más severas.

7.      Acción ilegal

En caso de que aún no te hayas quedado convencido, debes tener en cuenta también que la compra de los relojes de imitación se trata de una acción ilegal, la cual suele ser castigada no solo con multas económicas, sino también con penas de prisión, por lo que contrario a lo que muchas personas suelen pensar, de hecho se trata de una decisión mucho más grave que tan únicamente una compra-venta callejera.

8.      Afecta a la industria relojera

La elaboración de relojes de lujo suele ser compleja y exige innovaciones mecánicas constantemente, y el sector de los relojes falsos causa que la verdadera industria relojera termine perdiendo miles de millones anualmente.

Y aunque por lo general las consecuencias legales comprometen tanto a los fabricantes como a los vendedores, lo cierto es que las imitaciones podrían ser confiscadas en cualquier momento, también luego de realizar la compra-venta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.