El cuidado de la piel de la cara no debe esperar a que llegues a la etapa adulta, tienes que hacerlo con mucha antelación para disfrutar de una piel más saludable, atractiva y con menos signos de la edad.

Consejos para cuidar correctamente la piel del rostro

Un rostro de aspecto hermoso y saludable mejora la autoestima, aumenta la seguridad en ti mismo y te ayuda a verte más atractivo. Por tal motivo, tiene que ser prioridad cuidar de la piel del rostro, de esta manera evitarás que pierda el brillo, se vea poco saludable y que esté seca.

Los siguientes consejos son bastante útiles, ya que los puedes aplicar dependiendo de tus necesidades y de los problemas que sientas en la piel del rostro. Podrás encontrar ofertas en la parafarmacia online FarmaSky.

1.      Usar un desmaquillador

Utilizar maquillaje todos los días, así como en ocasiones especiales, termina por afectar la piel a largo plazo. Además, si dejas el rostro maquillado hasta el siguiente día, los efectos sobre la piel son negativos.

Lo recomendado es contar con un desmaquillador, un producto capaz de eliminar los restos de maquillaje que pueden dañar el cutis.

Con la limpieza del rostro, mantienes los poros de la piel abiertos para que cumplan con sus funciones, como regular la sudoración, o segregar sebo para eliminar las células muertas.

También es necesario lavarse el rostro después de usar el desmaquillante, utiliza agua fría y jabón neutro para tener una piel totalmente limpia.

2.      Conocer tu tipo de piel

No todas las pieles son iguales, por eso, debes saber qué tipo de piel tienes, si es grasosa, sensible, seca o mixta, por ejemplo. Hay una gran cantidad de cremas o aceites diseñados específicamente para un tipo de piel, de esta manera potenciarás los resultados del cuidado

Al conocer el tipo de piel del rostro, puedes elegir con más acierto los productos con los componentes e ingredientes necesarios para cuidar de ella, con esto logras protegerla de los problemas más frecuentes, y de hacerla más saludable al recibir los nutrientes que necesita.

3.      Exfoliar la piel

El exfoliante facial es un gran aliado para el cuidado de tu piel. Debes aplicarlo una o dos veces por semana, aunque la frecuencia varía según el tipo de piel. Si tienes una piel grasa, debes exfoliarla con más frecuencia. En cambio, en pieles sensibles o secas, no debes hacerlo con tanta regularidad.

La exfoliación de la piel es de gran importancia, gracias a que ayuda a renovarla, elimina las células muertas y mejora la penetración de los activos de las mascarillas o cremas que apliques después.

También consigues que la piel tenga un aspecto más saludable y luminoso luego de cada exfoliación.

4.      Hidratar la piel

La hidratación de la piel es de vital importancia para mantenerla saludable y con un mejor aspecto. Esto es imprescindible en las pieles maduras o secas, donde una mala hidratación perjudica más su bienestar.

Hay cremas hidratantes que puedes aplicar para que sellen el agua en la epidermis, se deben aplicar dos veces al día como mínimo, una vez en el día y otra en la noche.

Elige una crema el día y otra para la noche, ya que disponen de elementos y activos que funcionan mejor en cada uno de estos momentos. Por ejemplo, la crema hidratante de noche repone el agua perdida de la piel y favorece los mecanismos de reparación que se activan en las horas nocturnas.

En todo caso, la aplicación de la crema hidratante depende del tipo de piel, la dureza del agua, la humedad del ambiente, el viento, y hasta agentes contaminantes a los que te expongas.

5.      Cuida el contorno de ojos

Para el cuidado del contorno de ojos tienes que aplicar una crema dos veces al día. Se trata de una zona sensible y fina que se deshidrata con más facilidad que otras zonas del rostro, por lo que es importante asegurar su hidratación a lo largo del día.

El producto que uses debe estar libre de perfume y se debe aplica de la forma correcta para obtener un mejor resultado. No lo apliques en los párpados superior e inferior.

Beneficios de cuidar la piel del rostro

Con un buen cuidado facial te aseguras de retrasar la aparición de las arrugas, así como de reducir otros signos de la edad, como las patas de gallo o las bolsas debajo de los ojos. Con a limpieza diaria, usando los productos con los activos antiedad, logras retrasar el envejecimiento cutáneo y tener un rostro más juvenil.

Un buen cuidado ayuda a regular la presencia del acné, de esta manera reduces la sensación de piel grasa y remueves con más facilidad los puntos negros que se ven poco estéticos.

Con los diferentes productos puedes eliminar las células muertas y los restos de polución que se adhieran en la piel durante el día. Esta suciedad e impurezas acumuladas obstruyen los poros, perjudica la salud de la piel y crea un aspecto poco atractivo.

Gracias a estos consejos, tienes diferentes maneras de mejorar el cuidado de tu piel, eliminando los elementos que la dañan, y aplicando soluciones que mejoran su hidratación, elasticidad, reduce los signos de la edad y favorece su salud.