La historia real detrás del diamante de Titanic

necklace, jewellery, pendent

Titanic es una película que mezcla muchos eventos históricos y personajes reales con otros inventados. Por ejemplo, el Sr. Andrews y el capitán del barco, así como toda la White Star Line, existían en vida real. Sin embargo, sentimos decírtelo, los personajes de Jack y Rose son completamente ficción.

Pero ¿recuerdas el gran pedrusco azul que Kate Winslet lucía en la película? El collar que llevaba mientras Jack pintaba a Rose y el mismo que lanza ella por la borda al final de la película, ¿qué pasaría si te dijéramos que realmente existió?

¿Existió el diamante de Titanic?

Sí, el diamante de Titanic existió en la vida real, aunque no como te lo imaginas. En realidad, lo que es verdad es que existió un Diamante Azul que se perdió y que sirvió como inspiración para la película, ya que se trata de una piedra que ha sido objeto de fascinación y misterio durante muchísimos siglos.

De hecho, a esta piedra, conocida popularmente como Diamante Azul, Piedra maldita o Diamante de la esperanza (Hope en inglés), la rodea una gran historia que daría para otra película completa, ya que por muchos es calificada como «la joya más maldita del mundo».

¿Cuál es la maldición del diamante Hope?

La supuesta maldición del diamante Hope se relaciona con el robo de la piedra de una estatua de una diosa hindú y la tragedia que supuestamente ha seguido a varios de sus propietarios a lo largo de los años.

El caso más conocido de todos es el de la rica heredera Evelyn Walsh McLean, quien, tras adquirir la joya en 1911, experimentó tragedias que incluyeron la muerte de su hijo en un accidente de coche, la pérdida de su esposo y fortuna, y su propia muerte debido al alcoholismo.

Aunque la veracidad de esta maldición es cuestionable, el apodo de la piedra ha continuado vigente desde 1660, cuando la piedra llegó a Francia para pasar a formar parte de la colección de Luis XIV, tal y como cuentan en la película.

Historial del diamante de la esperanza

La historia real del diamante Hope se remonta a Jean-Baptiste Tavernier, quien vendió el diamante a Luis XIV, siendo posteriormente robado durante la Revolución Francesa. Después de pasar por varias manos, la piedra llegó a Henry Philip Hope, dando origen al nombre actual de la piedra.

La maldición asociada al diamante ha sido vinculada a una serie de desgracias que ocurrieron a Evelyn Walsh McLean y su familia después de adquirir la joya, esto sí es cierto, pero la riqueza de detalles en la leyenda contrasta con la vida relativamente normal de otros propietarios previos al mencionado periodo, por lo que muchos aseguran que es una simple leyenda.

Características del diamante de la esperanza

El diamante Hope es una piedra preciosa impresionante de 45.52 quilates, clasificada como Tipo IIb, lo que lo convierte en el diamante azul más grande jamás encontrado. 

Aunque resulta muy difícil estimar su precio, dada la complejidad de la piedra, muchos expertos afirman que debe valer como mínimo unos 350 millones de dólares, por lo que se trata de una de las joyas más costosas del planeta.

diamond, precious stone, jewelry

¿Se puede ver el diamante Hope?

El diamante Hope ha formado parte de la colección de piedras preciosas en el Museo Nacional de Historia Natural de Washington D. C. desde 1958, por lo que es posible visitarlo y verlo en primera persona.

No obstante, en ocasiones se ha prestado para otras exhibiciones, aunque muy pocas y durante muy poco tiempo. Estuvo en el Louvre durante un mes, una vez en una exposición en Sudáfrica y dos veces en Nueva York, para celebrar el 50 aniversario de la reconocida marca de joyería Harry Winston y por motivos de mantenimiento.

Así que, si quieres ver con tus propios ojos cómo es el aspecto de la joya más maldita del planeta, solo tienes que pagar un vuelo a Estados Unidos y entrar en el museo. 

Si lo piensas, la suma de tu vuelo, alojamiento y todo aquello que consumas durante tu estancia no llegará a superar el valor del diamante de la esperanza, así que, en comparación al collar de Titanic, tu viaje será muy económico.