¿Cuánto cuesta contratar una empresa constructora?

empresa-constructora casas de lujo

Una de las mayores preocupaciones con respecto a la contratación de una empresa constructora de casas a medida, es el precio que pueda cobrar por sus servicios.

Sin embargo, en España es posible encontrar precios y presupuestos medios, opciones a considerar a la hora de comparar las diferentes ofertas y elegir, ya que permite tener una idea más precisa sobre cuánto se puede gastar en las reformas o construcciones.

Precio medio de una empresa constructora

A la hora de contratar una empresa constructora, se puede esperar que el precio medio sea de aproximadamente 90.000 euros, siendo el más económico unos 7.500 euros, y el más elevando 200.000 euros.

En todo caso, el valor final del servicio de la constructora dependerá de otros factores, como la calidad y cantidad de materiales a emplear, la duración del proyecto, la contratación del personal, si es una remodelación, reforma, o construcción desde cero.

Al momento de consultar las tarifas de servicios, la constructora indicará el coste total del proyecto, o al menos un aproximado, para que los usuarios puedan elegir la opción más accesible a su bolsillo.

Aparte de los factores antes mencionados, el precio de contratación de la constructora depende del tipo de contrato. Existen 3 tipos diferentes de construcción, la cual puede afectar el precio final de diferentes maneras.

1.      Contratación común

Es el tipo de contratación más habitual, se usa en proyectos donde se desglosan todas las partidas y los m2 de la vivienda. En estos contratos, hay varios aspectos importantes a tener en cuenta.

Por lo general, la empresa constructora indicará el precio por m2 a todas las partidas para obtener una tarifa final.

Si existe un aumento en el precio de los materiales durante el desarrollo del proyecto, la empresa constructora cierra el precio, cubriendo el sobrecoste que pueda suponer la realización de los trabajos.

En el caso de que las mediciones sean incorrectas, el pago de los metros adicionales es realizado por los clientes. La empresa constructora cierra el precio de acuerdo al m2 informado, cobrando de acuerdo a la medición real del trabajo.

La tarifa final de este tipo de contratación es orientativa, por la reducción de metros, o por los errores en las mediciones. Además, a medida que se desarrolle el proyecto, se crearán situaciones que las partes involucradas deben solventar para su finalización.

2.      Contratación por piezas ejecutadas

Otro tipo de contratación que ofrece la empresa constructora es por piezas ejecutadas. Es un modelo donde el precio final está determinado por la pieza, o parte del proyecto que la empresa termina y entregue.

En estos contratos, se tiene en cuenta el precio unitario y el precio global del trabajo, es decir, el coste real de las diferentes piezas ejecutadas por la empresa.

3.      Precio cerrado

Una modalidad bastante común de contratación es el precio cerrado, una alternativa donde se estable un único pago por la realización del proyecto, sin ningún tipo de cargo adicional para los usuarios.

El precio cerrado es indicado por la empresa constructora después de revisar y analizar el proyecto, considerando los materiales a utilizar, el tiempo del trabajo y la mano de obra. Además, entrega una memora de calidades exacta, indicando el coste de todo lo que necesita.

Una vez se firme el contrato, se garantiza un precio cerrado, mediciones cerradas, y un plazo específico de entrega del proyecto con penalización.

El uso de suplementos en el contrato, dependerá de si los usuarios cambian las calidades, las mediciones, o añaden un cambio más en el proyecto durante su desarrollo. De lo contrario, el precio se mantiene igual.

Aunque la ventaja de este tipo de contratación es que la empresa constructora gestionará todo, y asumirá la responsabilidad por el proyecto, el precio del servicio es más elevando, en comparación con otros tipos de contratación.

¿Cómo elegir la mejor constructora?

Considerando que la inversión a realizar es alta, tanto para reformas, remodelaciones como construcciones desde cero, es necesario elegir con acierto a la empresa constructora.

Lo primero es evitar el error de buscar la empresa con servicios más económicos, no ofrece la suficiente garantía en la calidad de los trabajos y acabados, generando mayores gastos a largo plazo.

Una empresa constructora profesional y con experiencia, cuenta con precios adecuados por sus trabajos.

De igual manera, comparar diferentes presupuestos a la hora de elegir, resulta bastante útil para descartar las empresas menos profesionales, y seleccionar una más ajustada al bolsillo.

También se recomienda visitar los proyectos completados por la empresa constructora, contrastar las calidades, los acabados y los materiales usados, permite tener una idea más clara sobre el profesionalismo del servicio.

Igual es necesario consultar las referencias de otros clientes, esto permite conocer los comentarios positivos y negativos sobre sus servicios, ya sea en la ejecución de la obra, en la asesoría o la atención.

Además, para garantizar que es una empresa constructora profesional, debe contar con un certificado de calidad, esto indica que cumple con la normativa ISO 9001, brindando mayor seguridad y solvencia en la calidad de sus servicios y atención.

Tomando en cuenta estos puntos, resulta más sencillo encontrar a una empresa constructora a un precio adecuado, y que asegure un trabajo eficiente.

Contratar una empresa constructora no es algo económico, sin embargo, son precios que resultan accesibles, considerando los tipos de trabajo de reformas o construcción que puede realizar.