musica y deporte

¿Tiene algún efecto la música en nuestro desempeño deportivo?

El deporte es una actividad presente en la vida de muchas personas hoy en día, de hecho, se estima que 7 de cada 10 personas por lo menos han tenido, en algún momento de su vida, contacto con alguna práctica deportiva.

La música y el deporte

Por esta razón, muchas personas podrían responder con algo de propiedad ante ciertos puntos a tratar sobre el deporte. Pero sea cual sea el caso, lo cierto es que el deporte es una de las actividades más conocidas que existen actualmente en todo el mundo, desde los más pequeños hasta los más grandes.

Hoy por hoy, el deporte puede practicarse desde múltiples planos, de los cuales podemos mencionar el plano profesional, ese en el cual las personas dedican una gran cantidad de horas diarias a mantener y aumentar su nivel de desempeño en esta práctica deportiva, afianzando cada vez más sus habilidades.

Por esta razón, gran parte de los jugadores profesionales gozan de una gran condición física. También podemos hablar del plano del entretenimiento, ese en el cual las personas suelen dedicar horas modestas a sus jornadas, con la finalidad de pasar un tiempo distinto, cuestión de distraerse así sea por un buen rato.

Desde cada uno de estos planos, la práctica es indispensable, ¿y quién no ha mantenido ciertas jornadas de práctica escuchando música?

Los efectos de la música en el deporte

Prácticamente, muchas personas suelen realizar sus actividades cotidianas escuchando sus canciones favoritas. Este hábito es un clásico, sobre todo en el deporte, en las actividades que ameritan de un esfuerzo físico importante. Esta clase de razones se acreditan a un conjunto de beneficios que la música puede llegar a representar sobre nuestro desempeño en el ámbito deportivo y es que sí, esta elemento puede significar una diferencia entre una buena práctica y una mala práctica.

La música puede causar varios efectos en el desempeño de las personas mientras éstas realizan ejercicios, entre éstos, podemos mencionar los siguientes:

Confianza

Una de las principales razones por las cuales las personas suelen someterse a largas horas de música en el ejercicios es por la búsqueda de confianza y motivación y es que escuchar música puede generar la liberación de ciertos neurotransmisores que resulten agradables para el organismo, dando lugar a estados emocionales que permitan la práctica de conductas deportivas más fluidas y dedicadas. En pocas palabras, la música permite que las personas fluyan mejor durante el ejercicio mismo, garantizándose un mejor desempeño.

Ritmo

La música permite que las personas mantengan un ritmo y es que así como en el baile, el ejercicio puede condicionarse por el ritmo de la música, permitiendo que las personas puedan presentar un desempeño más concreto y duradero durante sus jornadas.

Ánimo

La música puede ser un incentivador para el ejercicio, razón por la cual muchas personas deciden acompañar sus jornadas con este importante elemento. Se trata de una manera de mantener al organismo motivado al momento de realizar ejercicios de forma intensa y prolongada, lo cual permitirá a la persona cumplir con sus jornadas.

Deja un comentario